miércoles, 9 de marzo de 2011

Qué invento...

10 comentarios:

miki dijo...

grgrgrgrgrggrrg...

abogadaenbcn dijo...

GRRRRRRRRRRRRRRRRGRRR

Dani R. dijo...

Bueno la alternativa está ahí para quien la quiera: invertir en un gallinero, en su mantenimiento, en un perro guardian para que no te las roben y hacer un curso de "ponedor" para que las gallinas no dejen de poner huevos o se mueran de pena.

Your choice

stratosergio dijo...

Dani: ese razonamiento es la respuesta con la que se puede deslegitimar cualquier crítica sobre cualquier cosa: "si no te gusta, hazlo tú". Así que no podríamos criticar ni a un cantante, un político, una película...

Dani R. dijo...

Mi comentario és tan reducionista o simplista como lo és la crítica de la tíra cómica (que por cierto me parece brillante).

stratosergio dijo...

Simplista? Por supuesto, es una tira cómica! :-)

Josep dijo...

Genial!

stratosergio dijo...

Benvingut Josep!

Will Parker dijo...

Aunque no resulte evidente a simple vista (o quizá sí), me llama la atención lo grande que es tío que "inventa" el BANCO y lo pequeñín y esmirriado que es su primer cliente. Deja ver, de alguna forma, que para que cualquier persona inteligente acepte semejante trato de usura, hace falta que te lo metan a la fuerza! No sé vosotros, pero yo cuando entro en cualquier sucursal me siento tan chiquitín..., casi pedigüeño (y eso que sólo pretendo que me den otra tarjeta de débito, o liquidar un recibo... :-)

stratosergio dijo...

Sí, es todo parte de ese cinismo: el tío grandote y brutote, pero con cara y sonrisa de abuelita encantadora.