miércoles, 15 de octubre de 2008

La crisis del carallo

Crisis

¿Realmente hay crisis? A ver, la hipoteca no para de subir, los alquileres, el pan, la gasolina... pero los sueldos son de risa y suben con cuenta gotas: o sea, que sí hay crisis. Pero espera, todo esto ocurrió ya el año pasado, y el anterior, y el anterior, y así me podría remontar mucho tiempo. Entonces, por qué ahora estamos en crisis y no antes? A ver si va a suceder que en realidad nosotros (las personitas de a pie, corrientes, los "fulanitos de tal") estamos igual que antes (igual de jodidos), y quienes están en crisis son que realmente tienen pasta y juegan con nuestros dinero, nuestro trabajos... con nosotros, vamos.

Y es que antes, con nuestros mundanos problemas económicos, no pasaba nada porque, aún con nuestros problemas para ahorrar, o llegar a fin de mes... con todo eso, todo iba bien porque todo iba según lo previsto. Pero ahora las cosas les van mal a los de la pasta y claro ¡estaMOS en crisis! y los periódicos no hablan de otra cosa y se crea alarma social, y la gente nos asustamos porque sólo sabemos lo que nos cuentan, y como lo desconocido asusta, pues normal, nos cagamos en los pantalones. Así que los gobiernos se tienen que poner las pilas y empezar a pensar en qué hacer, que como esto siga, la gente no les votará la próxima vez... y toman medidas desesperadas y dan dinero a quien lo está perdiendo. Pero no a nosotros, que repito, que nuestros nimios problemillas son normales, así que si no se ha hecho nada antes para solucionarlos, ¿por qué empezar ahora?

Así que nada, los que "mandan" (hablo del gobierno, no de ellos que son los que han organizado todo el juego) invierten mucho dinero (dinero del gobierno... ah, que es lo que nosotros pagamos...) para poder reactivar la economía para que los que tenían mucha pasta sigan teniéndola (Mi Mesa Cojea) y todo vuelva a la normalidad y a los buenos tiempos: los tiempos en que sólo los vulgares peatones de la vida íbamos justitos de pasta y que si a final de mes nos quedaba para comprar unos CDses o irnos a Londres en vuelos low-cost y hoteles cutre-cost nos podíamos dar con un canto en los dientes... al pueblo, pan y circo y tan contentos.

Por eso ¡Me suda la "gallina joven" la crisis!: porque yo hace muchos años que mi subida de sueldo es del 3% cuando el IPC supera el 4%. Y ya que lo menciono: me río de la mierda del IPC! ¿por qué narices tengo que comparar mi subida con el IPC, si mi hipoteca, que supone más de la mitad de mis gastos mensuales, sube un 10% cada año desde que me compré el piso? Para que "mi" IPC fuera del 4%, el resto de cosas tendrían que bajar de precio. En fin, ¡que yo llevo en crisis desde que empecé a trabajar, que no me vengan ahora con gilipolleces!

He dicho.

PD: a medida que escribía surgía de mi interior mi vocabulario más barriobajero. He intentado contenerlo lo que he podido para mantener un texto apto para todos los públicos, aunque no sé si lo habré logrado. Si me están leyendo niños, decid ¡No a las drogas!

2 comentarios:

Oscar 7m76 dijo...

Totalmente de acuerdo. Sobre lo del vocabulario barriobajero, creo que el tema da para subir muchísimo más el tono de lo que has hecho. Y tranquilo que los niños de hoy en día están muy espavilaos...

Dani R. dijo...

Ahí le has dao.
Como mola sacar en portada que la bolsa cae un 10% como si eso fuera la esencia de nuestras vidas.

Mi aportación al vocabulario barriobajero:
Hijos de puta devolvednos nuestros dineros!