lunes, 22 de noviembre de 2010

Julie & Julia

Esta tarde tenía ganas de ver una película, y como no tengo a mi alcance mi depósito he puesto la TV. Aún gracias que tengo aquí el Canal +, porque si ya de por si la oferta televisiva es mala en general, por la tarde es realmente horripilante. Menos mal que tengo en el hotel el Canal + y, aunque en la película que empezaba en ese momento anunciaba a Meryl Streep como protagonista, algo había en los primeros planos (París de finales de los 40) que me ha gustado, así que la he dejado. Se trataba de Julie & Julia. Nora Ephron, 2009.

Se trata de dos historias, la de Julia Child (Meryl Streep), optimista y alegre mujer de un funcionario de embajadas destinado en París (finales de los 40) que decide aprender los secretos de la cocina francesa, como hobby al principio, como realización personal después. La otra historia que se va contando paralelamente es la de Julie Powell (Amy Adams), joven funcionaria en Manhattan que vive con su pareja en un modesto apartamento de Queens (2002). Escritora frustrada decide buscar un objetivo con el que sentirse a su vez realizada: repasar el famoso libro de recetas francesas que en su día escribió Julia Child, escribiendo en el blog las experiencias una a una de las 524 recetas del libro.

La verdad es que el argumento puede parecer soso (por usar el argot culinario) o ñoño. Se podría etiquetar simplemente como "Comedia romántica". Pero es en una simpática película en la que, además de contar dos historias separadas en tiempo y distancia pero conectadas, y de cómo convive su afición con su vida amorosa, habla del amor, sí, pero de un amor no por una persona, sino por una afición. Se trata de la pasión que una u otra sienten por la cocina, y la verdad es que me he sentido muy identificado con las situaciones, los sueños, las frustraciones y a veces la obsesión (obviamente en mi caso la cocina es una metáfora). Y es que pienso que al mismo nivel de las cosas que todos podríamos considerar vitales en la vida, hay una que muchas veces la gente no entiende y es "eso" que cultiva nuestra mente, nuestro corazón, que nos sirve a la vez de vía de escape, de diversión, como forma de expresión, como refugio o como salida para nuestros sentimientos.

Si tenéis "eso" (que puede tratarse de un sinfín de cosas) entenderéis lo que intento decir. Si no, mejor que no veáis esta película.

Por cierto, sale Stanley Tucci, un actor modesto pero que me encanta. Ah, y una encantadora Amy Adams.

Para ver en pareja, pero sólo si se siente una verdadera pasión por algo.

Y como frase de la película... "Julia era tal vez la única persona en el mundo capaz de pensar que ir al mercado era tan divertido como ir a comprar vestidos".

Ah, la película está basada en dos libros: My life in France, de Julia Child, y Julie & Julia: 365 días, 524 recetas, de Julie Powell.

4 comentarios:

Insociable Social dijo...

Lo cierto es que la película es muy simpática quizá los blogueros como nosotros le cogemos más cariño, aunque en la película lo del blog del personaje de Amy Adams es secundario.

Es una película muy entretenida y muy recomendable para un domingo de tarde lluviosa y manta.

Me gusta tu blog, así que te seguiré la pista.

Un abrazo insociable.

stratosergio dijo...

Insociable Social, bienvenido al blog y gracias por tu comentario. Me alegro de que te guste!

Pues nada, nos "vemos" por aquí o por tu blog.

saludos

Insociable Social dijo...

No lo dudes mientras aun te queden fuerzas para escribir a mi me quedarán para leerte.

Un fuerte abrazo.

stratosergio dijo...

Hombre, estos son los tipos de comentarios que motivan un blog!

Muchas gracias. Aquí estaremos!