jueves, 15 de agosto de 2013

Pedal de Volumen (DIY)

El pedal de volumen no es el gadget más imprescindible para un guitarrista, pero sin duda tener uno puede ser muy práctico y cómodo, sobre todo si el volumen al que tocar debe tener que cambiarse a lo largo de un tema. El potenciómetro de volumen del propio instrumento es una opción, claro, pero su utilidad tiene ciertas limitaciones: hay que usar los dedos (que normalmente está ocupados tocando…); además, a no ser que esté modificado adecuadamente (ir a "diseño final" en este link), bajar el volumen tiene también un efecto de pérdida de tono (que puede ser o no deseado); y, si se están usando efectos de overdrive o distorsión, la disminución de volumen en el instrumento afectará a la cantidad de drive o distorsión, y no al volumen del sonido final.

Por ello mi último cacharreo electrónico ha sido montar un pedal de volumen. Lo he hecho aprovechando un viejo pedal Wah que tenía por casa: un PSK WP-101. La carcasa es de plástico, por lo que no es la mejor opción para aislar de posibles interferencias externas, pero es lo que hay.

Observad que, además de los jacks y la entrada de alimentación, este pedal tiene un control deslizante. Éste, en su diseño original, varía el “color” del efecto. Más adelante mostraré para qué lo he aprovechado.

El circuito:

El circuito electrónico del pedal de volumen está basado al 95% en el diseño de Craig Anderton que saqué de aquí: http://www.tonepad.com/project.asp?id=12 (google está lleno de gente que se ha hecho un pedal con este circuito).
Es un circuito activo, así que lo que hace es amplificar la señal recibida, variando la ganancia según se accione la palanca con el pie. (Los hay pasivos, que actúan simplemente disipando la señal, pero esto podría afectar al tono).

Yo lo he modificado ligeramente. El circuito final usado es este:











Mi modificación: los potenciómetros Ra y Rb.

Montaje:

Es un circuito muy sencillo de montar, con componentes electrónicos de lo más común. Como potenciómetro de volumen (R11) he aprovechado el potenciómetro original del Wah, el que se acciona al mover el pedal con el pie; así que no he tenido que hacer ninguna adaptación mecánica. En la imagen de la derecha se puede ver un paso intermedio del montaje.

Dentro del pedal se ve en la parte superior el control deslizante mencionado anteriormente. Justo debajo, el potenciómetro original del efecto Wah. En el centro, mi circuito.
A la derecha del pedal está la placa con las conexiones extrernas de jacks y alimentación (extraída para poder acceder al pote deslizante) y el circuito original del Wah, que evidentemente he sacado para hacer sitio al mío.

Añadiendo un limitador de volumen:

¿Para qué he usado el pote deslizante? Pues muy sencillo: quería tener un margen amplio de variación de sonido, pero en ese caso el “ajuste fino” es difícil de conseguir (bascular el pie, de pie, tocando, aplicando la fuerza justa para dejarlo inmóvil en el punto exacto…. no es algo muy preciso que digamos…). Así que lo que he hecho ha sido añadir una resistencia variable de manera que pueda limitar la amplificación máxima. Para eso he usado ese pote deslizante.

Tras varias pruebas, concluí que el valor adecuado para el pote deslizante eran 330K ohmios. El original era de 100K, lo que me daba muy poco margen. Pero no he encontrado uno de las dimensiones necesarias para aprovechar el mecanizado de la caja, así que he optado por dejar el original (Ra en el diseño) y añadir un segundo pote de los de montaje en placa de 470K (Rb). Así, Ra es fácilmente accesible, mientras que Rb lo he colocado de manera que se puede acceder a él levantando la tapa del compartimento de la batería .

Nótese que estos potenciómetros regulan la entrada de alimentación al amplificador operacional. No actúan sobre la señal de audio, por lo que no tienen ningún efecto secundario en el tono del sonido.

Este es el potenciómetro deslizante original. Si alguien sabe dónde conseguir potes así, de estas dimensiones, que avise!

El montaje final:























Uso: regularé con el pie el volumen que quiera mientras estoy tocando. Pero si para otro tema, o en el local, o en otro concierto, necesito cambiar ese margen, ese volumen máximo al que llegar con el pedal, no tendré que cambiar los settings del ampli, sino simplemente ajustar los limitadores. Consejo:e stablecer un primer “máximo” con Rb, de acceso menos rápido, (ajuste “grueso”) y jugar con Ra según convenga durante el directo (ajuste fino).

Espero que os haya parecido interesante, y tal vez los más manitas os decidáis a haceros uno. Para cualquier duda, sugerencia o comentarios, ya sabéis: escribid.

Salud y rock’n’roll!

2 comentarios:

David Ibáñez dijo...

Hey¡¡¡ buenas¡¡¡ muchísimas gracias por tu blog. Estoy empezando en el mundo de los efectos DIY y había empezado por un pedal de volumen y no sabía como poder mejorar ese mismo circuito. Muchas gracias

stratosergio dijo...

Hola David, de nada! Gracias a ti por pasarte por el blog y por dejar un comentario.

Pues mira, precisamente la semana pasada incluí una nueva modificación que lo hace más interesante: Añadiento otra resistencia variable, de 100K o 150K, entre R11 y D1 permite establecer un "suelo" al volumen del pedal. O sea, que se puede regular para que el pedal varíe el volumen entre un mínimo y un máximo en lugar de entre 0 y el máximo. No sé si me he explicado.

Saludos!