jueves, 12 de agosto de 2010

Matar un ruiseñor

Hoy se cumplen 50 años de la publicación de esta magnífica obra literaria. To kill a mockingbird, de la escritora estadounidenseHarper Lee. Uno de los mejores libros que he leído y su adaptación cinematográfica, protagonizada por Gregory Peck, una de las mejores películas que he visto.

El libro, primera y única obra de la autora, que le hizo ganar el Premio Pulitzer, está inspirado en las propias vivencias de la autora. Narra la historia de un abogado que defiende a un negro acusado de violación en un pueblo del sur de los EEUU en los años 30, desde el punto de vista de los hijos del abogado. Con mucho sentimiento, dolor y humor, podemos ver cómo los niños ven el proceso, las reacciones de los vecinos, la integridad de su padre y sus propias pequeñas aventuras veraniegas. Cómo aprenden lo que significa "justicia". Cómo en el transcurso de la historia ganan cierta madurez, perdiendo inevitablemente parte de su inocencia infantil. Una obra muy emotiva y narrada de una manera muy sencilla. Simplemente preciosa, genial.

Un libro que recomiendo leer encarecidamente, si tenéis la suerte de conocer a alguien que lo tenga, ya que está descatalogado desde hace años. Si no, la película puede ser un buen sustituto. (Sugiero ver la versión en blanco y negro, no la coloreada).

Con un nudo en la garganta al recordar ciertos momentos de la historia, os dejo una cita de la obra:

"Los ruiseñores no hacen otra cosa que crear música para que la disfrutemos. No se comen los jardines de la gente, no hacen nidos en los graneros, no hacen otra cosa que cantar su corazón para nosotros. Es por eso que es un pecado matar a un ruiseñor."

2 comentarios:

Anna Almécija dijo...

El libro no lo he leido y la peli...pues no la tengo muy presente, a pesar de que creo que alguna vez la vi...Pero por lo que cuentas vale la pena revisarla.

Tomo nota. Seguro que en alguna biblioteca lo encuentro :)

stratosergio dijo...

Ah, pues si lo lees o la ves, igual puedes dar tu opinión desde el punto de vista de un abogado...

El libro no (no lo tengo), pero si no encuentas la peli, te la puedo dejar.