martes, 3 de febrero de 2009

Una pequeña disertación (aka Presentando al Tonto)

Con este post continúo con un tema que, aunque no oficialmente, estrené en uno anterior sobre conducir por la derecha. Y no, no se trata de coches ni conducción (aunque muchas veces se verá relacionado). De lo que hablo es de El Tonto. Y cuidado, que no me refiero a la persona un poquito lenta, o poco inteligente o lista... no no, hablo de El Tonto, que es diferente:

El Tonto, a quien también me puedo referir (según el grado de sarcasmo, furia o "cariño" que desee emplear) como atontao, intelectual, falto de materia gris, inferior, simio, imbécil, eslabón perdido, incapaz, anormal, Neandertal, animal... es una especie* pseudo-humanoide. De hecho es prácticamente humana, pero en algún punto entre el camino entre el simio y el hombre, algo se perdió y nació esta especie. Se caracteriza por tener un comportamiento, apariencia, costumbres y lenguaje prácticamente humanos (podría parecer a primera vista que se trata de una especie inteligente, pero no caigáis en el error. De todas maneras el mínimo trato con un espécimen es suficiente para distinguirlo), pero lo que lo diferencia del Homo Sapiens-Sapiens es que con su limitada capacidad cerebral sus actos están normalmente causados por su instinto animal más que por un razonamiento intelectual. El nombre científico es "Homo Casi-Sapiens".

*Para ser purista deberíamos hablar de "sub-especie", ya que un Homo Sapiens y un Homo Casi-Sapiens pueden aparearse y engendrar descendencia fértil: Un Tonto y un No-Tonto pueden tener Tontitos. En realidad muchas veces una hembra de Homo Sapiens acaba emparejándose con un Tonto. De ahí que se le llame ¡tonta!

El mayor mérito de El Tonto es que, simplemente por su mera existencia, echa por los suelos la teoría evolutiva de la Selección Natural de Darwin: después de tantos siglos, con sus obvias limitaciones, no sólo no se ha extingudo, si no que prolifera por doquier, por lo que cada vez tenemos a más tontos a nuestro alrededor. La pregunta es ¿llegarán a superarnos en número? ¿conseguirán situarse en la cúspide de la cadena alimenticia? El tiempo lo dirá...

Por cierto, si os cruzáis con un Tonto, no intentéis razonar con él (no tienen más capacidad de argumentación que un "Mira ke te metunostiaaa"). Simplemente ignoradle, pasad de largo: lo que más le gusta es llamar la atención y sentirse observado (independientemente de la razón por la que se le observe, él disfrutará sólo por sentirse el centro del universo).

Un último apunte: el continuo trato con Tontos puede hacernos perder la paciencia y llegar a hacernos pensar que eliminando a estos individuos estaríamos haciendo un bien a la humanidad (el típico "si es que le cogería y, y, y, haría una barbaridad"). Pero pensad que esa reflexión seguramente será fruto de un impulso animal, por encima del cual estamos. Y tampoco les evitaríamos sufrimiento, ya que ellos no son conscientes de su situación. Además, las leyes actuales les protegen por igual, y por otra parte, moralmente no debemos hacer daño a ninguna criatura viviente. Animalicos...

En realidad en el post quería poneros un ejemplo de actitud de un Tonto vulgaris, pero creo que por hoy basta la introducción. Tal vez mañana...

3 comentarios:

Oscar 7m76 dijo...

No se lo digas a nadie, pero creo haber visto unos cuantos hoy mismo, aquí, en plena ciudad.

Yo creo que ya nos superan en número, de hecho creo que se reproducen como los Gremlins, esto es, cuando les toca la luz del sol.

arcadnoe dijo...

Sabes creo que lo que más me gusta de ti es esa gran comprensión que tienes para con tus semejantes.
Por cierto ¿los Gremlins no se multiplicaban con el agua y les mataba la luz del sol?
Claro con lo que ha llovido estos dias...aaaah!!! me estáis abduciendo...

stratosergio dijo...

Oscar: (con voz de niña de Poltergeist) Ya están aquíiii

Arcadnoe: que conste que soy una persona tremendamente comprensiva. Simple y fríamente he expuesto unos hechos... Pero sobre los Gremlins, tienes razón.