jueves, 26 de febrero de 2009

Vendedores en tu puerta...

A quién no le saca de quicio que llamen a su puerta (o a su teléfono) y al abrir (o descolgar) se encuentra con una persona cuyo objetivo inminente es venderte algo o, si nos dejamos de eufemismos, engañarte para que compres algo que en realidad no necesitas... Acabas intentando convencerle, casi avergonzado, de que no te interesa lo que te está vendiendo, hablándole educadamente y pensando, al ver que insiste, que deberías haberle soltado una bordería desde el primer momento y cerrado la puerta en sus narcies.

Pues tengo que decir que el de hoy me ha sorprendido: esta mañana, recién levantado después de una noche de trabajos, con la cara de sueño, y de costipado, ha sonado el timbre de la puerta. Tras un momento de duda (a veces ni me molesto en ir a ver quién es: a mi casa nunca viene nadie sin avisar) he ido por si eran los que me traen la compra, y al abrir me he encontrado con un vendedor. Un chaval con traje, con la sonrisa en la cara (y ojos de "estoy deseando que llegue el fin de semana para quitarme el pu#o traje y ponerme una camiseta"), que me ha saludado y con cara de "colega" me ha preguntado: "Vaya, ¿va todo bien?" (recordad el aspecto que he dicho que llevaba yo...). Luego, las preguntas de siempre:

- ¿Tienes teléfono?
- Sí
- ¿Tienes internet?
- Sí
- ¿Con qué compañía?
- Ya punto com
- ¿Y tienes algún problema con ellos?
- Pos no, ninguna queja.


Y entonces él mismo, sin perder la sonrisa, la animosidad ni la energía, me ha dicho que lástima, que venía a ofrecerme internet con Jazztel, pero que era un poquito más caro que Ya, y que, aunque tenía mejor servicio, al no tener ningún problema con Ya, no tenía sentido alguno que me canviara. Así que un "olé" por el vendedor.

Y tal vez preguntéis "Por qué? Si es lógico, de sentido común..." Pues será lógico pero no habitual: el último de estos que llamó a mi puerta (de Telefónica, por cierto, ¿casualidad?), tras la misma conversación que acabo de mencionar, él continuó:

- ¿Y no te interesa pasarte a Telefónica?
- ¿Cuánto cuesta?
- 39.95
- Yo es que con Ya punto com pago 19.95
- Bueno, pero es que con Telefónica es mejor
- ¿Por qué?
- Hombre, pues... porque es mejor
- (cara de poker)
- Porque tendrás menos problemas...
- Pero si no tengo ningún problema
- esto... pero es una empresa más grande y con más prestigio...
- (cara de poker)
- entonces... no?
- no, lo siento

(pero con ganas de responder: QUE NO, atontao! Como esperas que te compre un servicio que ya tengo, a un precio más caro que el que ahora pago, sólo porque "Telefónica mola más" ??!! Acaso hay un cartel de "Tonto" en mi puerta? O es que si tengo ADSL con Telefónica yo molaré más? las chicas me harán más caso? tendré más amigos? Pues ni con esas, tontolcul, que ya voy bien servido.)

De verdad... al de hoy, mis mejores deseos y que tenga suerte en su vida. Al del otro día... en fin, que ojalá hubiera tenido una de estos felpudos.

4 comentarios:

Charlie Hi-Hat dijo...

Yo no los dejo ni empezar a hablar: -nomeinteresagraciasPAM!

No soporto que me llamen por teléfono a casa, ni mucho menos, que se presenten en la puerta de mi casa. (según el día, ni les abro)

El día que tengas hijos, y te los hayan despertado unas cuantas veces, tendrás la misma rabia acumulada que yo.
Por el momento, disfruta de tu comprensión ;)

Dani R. dijo...

Además el listo de Telefónica que se informe. YaCom es una marca de France Telecom y habría que mira con cariño cual de las dos empresa es más grande Telefónica o FT (en el mundo). Igual si que tenia razón pero por menos margen del que él se piensa.

PS.: Sí, barriendo para "casa".

Carles Garcia i Rosell dijo...

Muy buen relato.

stratosergio dijo...

Charlie: comprensión e incomprensión según el día...

Dani: si es que ya lo dicen "que atrevida es la ignorancia..."

Carles: gracias por pasarte, benvingut!