viernes, 20 de febrero de 2009

Wala + Uzi&Ari

Anoche, concierto doble en el Clap: los catalanes Wala, de quienes hablé anteriormente, y los americanos Uzi & Ari.

Los Wala estrenaban nueva formación: de sus inicios como dúo guitarrero acústico-eléctrico, y tras pasar por incorporar contrabajo y percusión, ayer volvieron a ser 4*, pero cambiando la percusión por batería y el contrabajo por bajo eléctrico. El estilo, obviamente ha evolucionado hacia algo tal vez más estandard, pero totalmente fiel al "alma" de la música con la que empezaron. Y tengo que decir que el resultado de este cambio es más que bueno. La gracia de su rock pseudo-acústico de siempre, pero ahora algo más "potente". Todo un acierto: la batería encaja mucho mejor, a mi gusto, y el concierto de ayer fue sencillamente sublime.

Carles, como siempre, con ese aire a lo Jack Johnson en los ritmos de su acústica. *Esta vez, aunque solo por un par de temas, le acompaño su querida (y mi idolatrada) Leo. Que esta chica canta bien, creo que ya lo he dicho hasta la saciedad, pero ayer la combinación de su dulce y aguda voz con la grave y más seca de Carles fue magnífica. Emocionante, colosal juego de voces. No se puede explicar, había que estar allí para entenderlo...

Y Juli, joder (perdón), ¿cómo puede ser tan bueno ese chaval? Ayer estuvo que se salía, más enérgico que nunca, totalmente entregado, sin perder su precisión. Unas atmósferas creadas sólo con guitarra, unas rítmicas, unos solos, tapping, que me dejaron boquiabierto. Chapó!

Sin duda el mejor concierto que han dado hasta ahora (al menos de los que yo he asistido). Visitad su myspace para disfrutar de su música.

Tras Wala le tocó el turno a los californianos Uzi & Ari. El grupo de Ben Shepard tuvo una puesta en escena indudablemente curiosa: 6 músicos que se repartieron la interpretación de los siguientes instrumentos (a ver si soy capaz de decirlos todos): 5 guitarras eléctricas (una de ellas tocada con arco de violín), un bajo, una acústica, algo parecido a un arpa, una especie de mandolina, violín, 2 teclados, batería, xilofón, trombón de varas, cuerno francés, acordeón y portátil MAC. Y entre canción y canción (a veces durante la canción, cambiaban los instrumentos entre sí. Y vestidos acorde a la rareza de su música: desde gavardina a zapatillas de estar por casa.

No sabría decir qué estilo tocan. Sería algún tipo de indie rock americano, pero algo experimental, mucha atmósfera, mucho sonido pero sin crear una bola ininteligible. Tanto en los temas suaves como los más cañeros podías apreciar el sonido de cada instrumento. Melodías "diferentes" cantadas por las suaves voces de Ben Shepard y la chica del grupo, Catherine Worsham.

Al principio tengo que admitir que me asaltó la duda si me quedaría mucho rato o no, pero enseguida me engancharon, y Puji y yo aguantamos (gustosamente) todo el espectáculo. La prueba es que compramos sendos álbumes del grupo. Incluso les pedimos que nos firmaran uno, lo que hicieron muy amablemente. Unos tíos muy majos. Un espectáculo diferente, entretenido y musicalmente interesante. Visitad su myspace, subid el volumen del PC, apagad la luz y abrid la mente unos minutos...

Y todo esto después del ensayo semanal de los Angels. Música, música y más música. Long live Rock&Roll!

3 comentarios:

Diana dijo...

Què més es pot dir?

Puji dijo...

Ei, que la Diana sóc jo, eh...

Juan Carlos dijo...

Te has quedado corto en tu crónica